top of page

¿Amor hacía una persona con una discapacidad?

Teniendo en cuenta y viendo el culto racional de la sociedad a tanta “perfección” y a tanta “normalidad”, pregúntate si ¿serías capaz de poder aceptar como pareja a una persona que está postrada en una silla de ruedas, con algún tipo de discapacidad sea sensorial física o sensorial?



Esta pregunta tiene un valor significativo muy grande para nuestra sociedad, se hace referencia al culto de la “perfección” cuando claramente nadie lo es, suena algo controversial, ¿no?, por qué exigimos perfección, si todos tienen conocimiento de que esto es algo imposible, entiéndelo de esta manera, en el desarrollo de las personas se inculcan ciertas costumbres y parámetros que se deben cumplir, todo esto se crea desde que eres tan solo un niño en mano de tus padres, hasta que creces y ya eres una persona más de la sociedad, ¿pero y esto qué tiene que ver con “perfección”?, crees que todas las personas deberían tener las mismas costumbres que realizaban de pequeños, pero he ahí el problema, todos viven en un entorno diferente donde la palabra perfección tiene un significado diferente para cada persona, por eso se juzga tanto al otro a la hora de establecer algo tan simple como una conversación o una conexión, por suerte la mayoría de las personas no se fijan solo en el exterior, de ser así viviríamos en un constante choque por buscar algo totalmente imposible.



Por otro lado, nadie está libre de tener una discapacidad en cualquier momento. ¿Dejarías de amar a tu novio, o esposo, porque te quedarías ciego? ¿Y si pierde ambos brazos en un accidente? ¿O le da un ataque, y queda hemipléjico?

Una persona con discapacidad, no deja de ser persona. No deja de tener un corazón, quizás aún más puro que el de las personas que se creen perfectas. Además, si te pones a pensarlo, todos tenemos alguna discapacidad en algún punto. Tal vez no sea tan evidente como la de una persona con discapacidad física, pero todos tenemos alguna. Y no por eso, carecemos de derecho a ser amados.

¡El amor verdadero no tiene fronteras!



Sexualidad en discapacidad

Explorar el mundo de la sexualidad desde un punto de vista de libertad, libre angustia y culpa, este es un derecho que tenemos todos los seres humanos.


Según la Organización Mundial de la Salud,“La sexualidad es parte integrante de la personalidad de cada individuo: hombre, mujer y niño; es una necesidad y un aspecto esencial del hombre que no puede separarse de otros aspectos de la vida. Aunque hay quienes creen que las personas con discapacidad no anhelan una vida sexual activa, esto no es cierto porque las personas con discapacidad también quieren ser tocadas y amadas como todos los demás. Contrariamente a la crítica popular, las personas con discapacidad pueden disfrutar de sus experiencias sexuales, así como experimentar una inquietud significativa sobre su género y su gente.


Lo sexual, en función de una experiencia exitosa y placentera de la sexualidad, puede desaparecer en una persona con discapacidad. Cuando se habla de sexo y discapacidad, se habla principalmente en términos de habilidad, técnica y fertilidad, especialmente técnica y habilidad en el hombre y fertilidad en la mujer, sin indicios de emoción sexual, ignorando aspectos de la sexualidad como el tacto, el afecto y el sentimiento. Un primer paso importante para recompensar la interacción sexual es la comunicación abierta y directa con su pareja, médicos y otros profesionales de la salud.



468 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page